lunes, 28 de julio de 2014

Tutorial: Tejido a telar sin desperdicio de hilado

Tejer a telar sin perder material, es el sueño de todo tejedor. Y de alguna forma me las he arreglado para que ello ocurra. ¡Vean! Las imágenes que les voy a mostrar corresponden a un preciosos ponchito urbano tejido en lana con 20% de alpaca y aplicación de lana pura de oveja en el detalle de la trama.

Como reconocerán quienes hallan tejido en telar de alto lizo, ya he enrollado la lana en la zona posterior y traspasado las hebras por los lizos que utilizaré para este tramado.

Ya estoy lista para pasar cada hebra por el peine de arrastre y amarrar las hebras al frente.


He amarrado cada hebra, tensando y aplicando nudo doble para comenzar el tejido.

Tejí la trama a dos hilados como pueden observar un matizado gris/blanco y un blanco, ambos con un porcentaje de lana natural. Pueden ver también en el costado una cinta métrica hecha en papel para controlar el largo de las piezas a tejer.

Una vez terminado el tejido... (acá viene la magia)... quité cuidadosamente el tejido del telar, de manera de no perder nada de material en el corte de los hilos para ello les mostraré en detalle como lo hice.

Acá ya me quedan solo unas cuantas hebras por retirar ...



Desaté cada nudo de la urdimbre, estiré bien las hebras y corte cada una en el extremo más lejano.

Muy bien hasta acá no hemos perdido nada de hilado, los nudos no los corte, los desaté y solo corté aquellas hebras que en el momento de urdir pasaron en redondo alrededor del madero posterior.

Todo cortado y separado del travesaño posterior del telar se ve así ... la novedad es ... sin desperdicio de material hasta aquí. Se ven unas cuantas hebras más largas que otras, pero ya verán que pasó con ellas.

Son hebras largas, es cierto, por que es la zona que atraviesa los lizos ... y se preguntarán ... ¿Dejará tan largos los flecos? ... ¡No! ... vean esto.

Una vez retirado el tejido del telar nos encontramos que las hebras son el triple más largas que las delanteras, por lo tanto las corté al tercio de su tamaño y el resto de este recorte lo usé doblado por su centro como flecos de los otros lados del poncho.

Por cierto todo esto se calculó matemática y geométricamente antes de colocar las hebras en el telar. Les enseñaré la forma de hacerlo en otra entrada.


En el frente al desenrollar el total del trabajo, NO CORTÉ ninguna hebra, solo desaté uno a uno cada nudo del madero delantero de la urdimbre, quedando listos los flecos del poncho en uno de sus costados.

No más de tres o cuatro flecos, en las esquinas por lo general, terminaron siendo más largos que el resto y al cortar el exceso quedó un saldo app de 20 o 25 cms.de hilado que guardé como muestra junto a la bitácora de trabajo.



Desperdicio de hilado cero.

Aquí pueden ver ya este precioso poncho.



2 comentarios:

  1. Por fin he podido utilizar mi telar lo tengo hace muchos anos, regalo de mi cunada y hasta ahora salvo pequenos intentos que siempren terminaron en una gran frustracion, solo habia servido como una bella decoracion. Gracias por todo lo ensenado. Mi correo : glorialuz1951@hotmail.com.
    Desde Colombia. Glorialuz

    ResponderEliminar
  2. Creo o espero lograr enebrarlo.gracias x explicarlo!

    ResponderEliminar