viernes, 30 de enero de 2015

Probando nuevo telar de pedales.

Punto zig-zag, para probar el funcionamiento de mi nuevo regalón con pedales. 
Utilicé unos retales de hilado acrílico para poner a prueba la estructura, el mecanismo y la tensión del telar, además de adiestrar mi pedaleo. ¡Una experiencia fantástica!


Al tejer observé algunas leves deficiencias: como la necesidad de aumentar la redondez en los cantos de la madera por los que pasa la tela tejida, lo que en algún momento separó los hilos de la trama; y noté también que la altura del travesaño posterior estaba algo elevado tensionando en exceso el paso de los hilos por los ojitos de los lizos.

Aún así el tejido fluyó rápido y sin mayores inconvenientes. El resultado: este precioso punto zig-zag en un liviano cuello para las tardes frescas junto al mar.



Ahora... corregidos los problemas en la estructura del telar ... me pongo seria para comenzar ya con los proyectos de otoño invierno. ¡¡A tejer!!

Actualizando mi estudio.

Telar de pedales hecho en casa con su correspondiente banqueta y urdidor incorporado, son el nuevo rostro de mi estudio de tejido.

Bueno, dejándome llevar por la modernidad, subí la version 1.0 de mi telar de cuadros 90 cm (con clavijas) a la versión 2.0 ja ja ja. Y esta vez con pedales y de 95 cm. Un sueño largamente anhelado y que hoy veo convertido en realidad. ¡No fue fácil!




Todo comenzó con un diseño trazado a lápiz, inspirándome en algunos modelos de marca pero modificándo a mi gusto algunas partes.


Lo básico: un marco frontal, uno trasero que va inclinado y la torre central donde se cuelgan los lizos. Se unen las tres partes con travesaños lateral que servirán de soporte para el batan del peine.

Agregué una banqueta apropiada para el cómodo pedaleo.



También debo destacar la llegada por navidad de "Maní" la maniquí que me ayudará a dar forma y modelar los próximos diseños en proyecto.

Todo esta maravillosa creación se la debo agradecer a mi hijo, que en sus vacaciones universitarias ha dedicado un poco de su tiempo para ayudarme en esta, para mí, titánica labor carpinteril. Sin su ayuda no habría sido posible y mucho menos realizarla en 10 días.


Ahora mi hijo está dado a la tarea de armar y pulir una canoa para el hilado. ¡Qué más puedo pedir!



Feliz comienzo de este año, con mucho trabajo sinónimo de grandes satisfacciones. ¡¡Ahora, ... a tejer!! 



Comienzo este 2015 feliz y con una gran motivación.


domingo, 18 de enero de 2015

El crochet en el inicio de un nuevo año.

¡Feliz 2015! Ya han pasado 15 días de este nuevo año y yo aún no lo comienzo del todo. Trabajos pendientes del año anterior han atrasado mi vuelta en la hoja del calendario. 
  


El rey del tejido a mano, el crochet o ganchillo es por cierto, además de hermoso, algo lento de realizar, sobre todo cuando se trabaja en hilado muy delgado.



Fue el favorito de fin de año y se impuso por sobre las otras técnicas de tejido.



Con todo, tres nuevos encargos no se han hecho esperar y esta vez en telar. Así que nuevo año ... nuevos trabajos ... ¡acá vamos!