sábado, 21 de febrero de 2015

Blanco Invierno.

A continuación el rey del invierno. ¡Siempre! El Blanco ... ¡Eso!... el blanco invierno.

Vean que bien luce este diseño para 3 cuadros. Yo agregué un par más para mi sello personal... un pequeño borde plano ... utilizando así cinco cuadros (shaft). Esta vez la fibra 28/2 es natural solo en un 20%. Sus dimensiones son 0,23m por 1,88m (9 por 74 inch)





El patrón utilizado es el clásico de diamantes. (Bindungs-lexikon für Schaftweberei, Franz Donat, Alemania, 1890). Para aprender a leer este tipo de patrones te invito a visitar "acá" un tutorial que hice hace un tiempo atrás.

Se debe repetir la secuencia de 20 enlizados de la zona superior  hasta el ancho deseado y la secuencia de 20 pedaleos del costado derecho hasta alcanzar el largo que se quiera.


Gilet tejido a telar




¡Terminado y armado! Así quedó este moderno chaleco de tope sin mangas para media temporada. Ja ja ja un Chanel en mi estilo. Lo tejí en mi último regalón: el telar de contramarcha, utilizando 4 cuadros para el diseño.


 A continuación les muestro el esquema que utilicé para tejer y armar el gilet.


                                        ¡Es rápido y fácil de hacer!

viernes, 20 de febrero de 2015

Preparando las hebras para tejer en telar.

En eso estamos ... preparando hebras de fibra acrílica en dos colores muy naturales: blanco-mantequilla y beige. Serán el fondo para dos bufandas de media temporada, que tramaré en fibras naturales.

En la zona posterior del telar incorporé un urdidor. En él pueden ver que ya tengo hebras de hilo listas para ser traspasadas al telar. Faltan solo las amarras de rigor.










Les muestro el urdido ya traspasado al telar y listo para para ser enrollado en el plegador de hilos. Como siempre uso un apoyo dentado auxiliar para que las hebras se enrollen en orden y evitar así que se aflojen algunas, en especial los bordes, durante el tejido.

Vean el tejido es parejo al igual que sus bordes. Se puede apreciar el precioso diseño que elegí para esta bufanda en blanco-hueso sobre blanco-crudo.




Telar de contramarcha.

El telar de contramarcha, es tan antiguo como la historia. Sus orígenes se remontan a China, sin embargo son los escandinavos los que inspiraron los actuales telares de contramarcha de occidente.

Se dice que está en deshuso y que lo reemplazan hoy los telares de poleas. Sin embargo en algunos lugares del mundo como en Italia, aún se enseña en estos telares en las academias de tejido.

La gracia de este tipo de telar radica en el conjunto de levas ubicado bajo los cuadros o shafts y que le permiten levantar los cuadros correspondientes al patrón y al mismo tiempo bajar los que no son necesarios. Por lo que el recorrido de los cuadros al moverse es la mitad de la distancia que recorre en un telar de poleas. Una mitad sube y la otra mitad baja. Menos esfuerzo al pedalear.


Mi telar de contramarcha cuenta con dos juegos de levas, que se observan al fondo por debajo de los cuadros. Un grupo permite configurar el diseño del tejido o Tie-up. Y el otro grupo de levas es la contramarcha que  baja los cuadros que no se ocuparan en la calada.

Normalmente los dos juegos de levas se ubican al mismo lado en el interior del telar, pero como habrán observado en la fotografía yo los situé en lados opuestos, a sugerencia de mi hijo, experto en física (levas, poleas, gravedad, tensión, presión y cosas curiosas)




Bueno, yo a pesar de ser una mamá algo ñurda para las leyes de la física, logré entender su planteamiento y arreglé todo según sus instrucciones. ¡Créanme, funciona de maravillas!

Vean ya los primeros resultados...


¡¡Y esto, solo recién comienza!!