viernes, 20 de febrero de 2015

Telar de contramarcha.

El telar de contramarcha, es tan antiguo como la historia. Sus orígenes se remontan a China, sin embargo son los escandinavos los que inspiraron los actuales telares de contramarcha de occidente.

Se dice que está en deshuso y que lo reemplazan hoy los telares de poleas. Sin embargo en algunos lugares del mundo como en Italia, aún se enseña en estos telares en las academias de tejido.

La gracia de este tipo de telar radica en el conjunto de levas ubicado bajo los cuadros o shafts y que le permiten levantar los cuadros correspondientes al patrón y al mismo tiempo bajar los que no son necesarios. Por lo que el recorrido de los cuadros al moverse es la mitad de la distancia que recorre en un telar de poleas. Una mitad sube y la otra mitad baja. Menos esfuerzo al pedalear.


Mi telar de contramarcha cuenta con dos juegos de levas, que se observan al fondo por debajo de los cuadros. Un grupo permite configurar el diseño del tejido o Tie-up. Y el otro grupo de levas es la contramarcha que  baja los cuadros que no se ocuparan en la calada.

Normalmente los dos juegos de levas se ubican al mismo lado en el interior del telar, pero como habrán observado en la fotografía yo los situé en lados opuestos, a sugerencia de mi hijo, experto en física (levas, poleas, gravedad, tensión, presión y cosas curiosas)




Bueno, yo a pesar de ser una mamá algo ñurda para las leyes de la física, logré entender su planteamiento y arreglé todo según sus instrucciones. ¡Créanme, funciona de maravillas!

Vean ya los primeros resultados...


¡¡Y esto, solo recién comienza!!

2 comentarios:

  1. HERMOSO EL CHALECO, SIEMPRE QUEDA MUY BIEN , TE FELICITO CONSUELO !!!!!

    ResponderEliminar