lunes, 20 de abril de 2015

Lo clásico y eterna juventud del color negro.

Bufanda a telar en fibra mixta con 15% alpaca y 25% lana de oveja. Su color es la magia de hoy. ¡¡El negro!!

Por lo general me quejo mucho de tejer el color negro, pues cuesta verlo bien al momento de trabajarlo manualmente, ya sea en agujas o crochet.

Pero en telar es otra cosa y en el proyecto que les muestro esta vez, me he quedado enamorada del color negro. Desde el comienzo, en el urdidor, las hebras comenzaron a tomar una vida fabulosa. Vean la "S" "superurdimbre" que se formó



No ha costado nada su instalación en el telar. Pese al color. Y miren que bien combina con el gris perla. Acá les enseño una serie de cambios de pedaleo que realicé para seleccionar una trama apropiada. Preciosos diseños que compiten entre ellos por resaltar y ser los elegidos.



Y este fue el diseño que finalmente seleccioné:


Fue un encargo muy especial... de mi hija entrañable ...

Resultado: una bufanda única. No solo porque no hay otra con esa combinación de trama, por el momento, sino también por quien la lucirá.

¡¡Muy feliz cumpleaños mi grandiosa Pau!!


Aprovechando una urdimbre doble, agregué al regalo un cuello con diseño de "ojitos de guanaco" tramado en color blanco que lucirá precioso en ella.


¡Misión cumplida! Estoy feliz, porque le encantaron a mi hija sus regalos y porque esta vez, si me gustó tejer en color negro.

Editado: Para quienes les interese el esquema del tejido, acá les dejo el patrón. Requiere 4 ejes (shaft) y 4 pedales.




Ahora le sigue el turno al color ....... ¡¡Ya verán cuál!!

domingo, 19 de abril de 2015

Amarre de pedales para un telar de Ejes o Cuadros.

Los pedales son el motor de mi telar de contramarcha. Con ellos doy vida a cada pieza que tejo. Y su buena configuración resulta imprescindible al momento del tramado.

Para aquellas amigas que a través de mis tejidos se han interesado por conocer más allá sobre un telar de contramarcha, en especial la forma de amarrar o configurar los pedales, he realizado un par de gráficos que espero les sea útil.

En primer lugar diferenciaré entre un telar de piso sin contramarcha, es decir aquellos telares que sólo levantan los cuadros que se necesitan para el diseño y conservan los otros estáticos en su posición inicial. Y el telar de piso con contramarcha, en el cual todos los cuadros cambian su posición inicial subiendo algunos y bajando otros para formar la calada.

¡Veamos cada caso!

PARA TELAR SIN CONTRAMARCHA.

Un telar cuenta con los correspondientes cuadros (con sus lizos), un juego de pedales, normalmente el mismo número que de cuadros y un juego de levas, que también se encuentran en el mismo número que de cuadros. Así para un telar de 4 cuadros, tenemos 4 pedales y 4 levas.

En este tipo de telar se atarán a los pedales solo los cuadros necesarios para abrir la calada, quedando en cada pedal orificios libres. Estos corresponderán a los cuadros que no se moverán al momento del pedaleo.


PARA TELAR CON CONTRAMARCHA.

En este tipo de telar además de los cuadros, pedales y levas encontraremos un juego extra de levas llamados contramarchas.

Recordemos que la calada se forma en este telar cuando al subir los cuadros requeridos los restantes bajan. Y todo ello se produce al mismo tiempo con un solo movimiento de pedal.

En cada pedal se amarrarán tanto los cuadros que se levantan (por medio de las levas, esto es exactamente igual que en el tipo de telar visto arriba) como los que bajan (provenientes de los contramarcha). Todos los orificios del pedal se encuentran amarrados. No hay orificios libres.


Por lo tanto si se fijan bien en el gráfico del sin contramarcha, los orificios del pedal que se encuentran libres allí, ahora se deben ocupar con las lienzas que provienen de los contramarchas.


Pareciera un enredo de padre, pero en la práctica es PEOR!!! ¡Noooo ... no es verdad! Todo con paciencia y práctica se vuelve simple. Un buen cojín para sentarnos en el piso mientras estamos bajo el telar, buena música y nuestro (tie-up) diseño a mano para pasar un ratito de amarras.

Espero que mis gráficas les hayan permitido conocer un poquito más sobre los telares de pedales, que para mi son ¡toda una fascinación!

¡¡Cariños a todos y felices tejidos!!



jueves, 9 de abril de 2015

Diseño de diamantes en bufanda a telar.

 


Bufanda a telar que tejí en un contramarcha de seis cuadros. Quedó muy liviana y suave, pues está tejida en fibra 28/2 puesta doble con 20% de alpaca más una hebra adicional de hilo.

1,80 m es una longitud absolutamente apropiada para realizar distintos nudos o dar varias vueltas al cuello. 

Diamantes discontinuos conforman el diseño en la trama de esta bufanda.






La combinación gris sobre negro da elegancia y sobriedad pero sin perder el estilo moderno y juvenil.

Diseño medioeval proveniente de Birka, Suecia, publicado en el libro de Agnes Geijer "Die Textilfunde aus den Gräbern, Birka: Unstersuchungen und Studien III", pág.24. 

Se debe repetir la secuencia de 12 enlizados de la zona superior  hasta el ancho deseado y la secuencia de 14 pedaleos del costado derecho hasta alcanzar el largo que se quiera.


Requiere de un poco de concentración a la hora de tejer, pues contiene "quiebres" en el pedaleo. De allí su clasificación en inglés de "broken twill". A que me refiero... el pedaleo lógico 1,2,3,4 o 4,3,2,1 se cumple a medias, pues en dos ocasiones salta del 1 al 3 esquivando el 2, quebrando así la figura. 

Aún cuando el diseño solo requiere 4 cuadros y 4 pedales yo agregué, como es mi costumbre, dos más para los bordes. 

Es un hermoso diseño con historia pues ha sido encontrado en prendas de vestir del siglo X, sin embargo no pierde vigencia y rejuvenece en esta bufanda.

¡Se agrega a la colección otoño-invierno!