sábado, 30 de enero de 2016

Update 3.0 para mi telar

El 2016 se inició para mí con una gran cantidad de proyectos, pedidos y sueños por cumplir. Entre ellos el de llevar mi telar de contramarcha al extremo de su capacidad y aumentarlo de 6 a 8 cuadros (shafts).

Este anhelo me llevo, como de costumbre, a utilizar más tiempo del calculado inicialmente debido a que olvide la premisa de "si cambias algo... deberás cambiarlo todo". ¡Y así fue!

A medida que avanzaba en mi actualización del telar, nuevas zonas, antes no consideradas para cambio, ahora debían moverse o transformarse.

Comencé por comprar y preparar las maderas para los 2 nuevos shafts.

Desde la parte superior hacia abajo se ven: dos juegos de jacks, dos pares de shafts, dos juegos de levas (lamms) y finalmente los dos pedales.


Hasta ahí parecía sencillo. Instalar todo en el telar no requería gran ciencia, aunque sí un poco de tiempo.

8 preciosos cuadros ya con sus lizos instalados y prueba de enlizado en ejecución.


Me gustó el largo que dí a los nuevos jacks, pues permiten una calada mayor, por lo que decidí alargar los 12 jacks restantes también.

8 jacks a cada lado de la zona superior


Faltaban los lizos. Hice dos grupos más de lizos de algodón. Me di cuenta que al lavar algunos lizos antiguos que estaban con residuos de color por proyectos anteriores, encogieron y por lo tanto debí hacer lizos nuevos, más de los proyectados inicialmente.

El batán, que es la estructura que contiene al peine, colgaba de la zona superior. Pues bien hoy ya no cuelga pues el espacio donde descansaba su soporte se redujo hasta desaparecer al agregar dos cuadros extras. Por lo tanto ahora es un batan de piso. Aproveché de fortalecer su estructura.

Pero fueron los pedales, que permiten que esta maravillosa máquina manual funcione, los que me dieron más guerra.

Ocho pedales muy anchos no permitieron movilidad a las levas y la calada se redujo dramáticamente.

Solución dada por mi inteligente hijo: adelgazar los ocho pedales para ubicarlos en el centro del telar, lo que antes ocupaban cuatro de ellos, así las caladas ahora son maravillosamente parejas y limpias con todos los pedales.

Pedalera centrada y ocupando un mínimo espacio posible permite mayor movilidad de lamms y mayor calada.

Finalmente hice más cuerdas para completar las 64 que requiere un contramarcha de 8 cuadros. Como verán en la foto superior.



¡Por fin, mi telar versión 3.0 listo! Ya tengo mi telar de 8 cuadros soñado. Tras largas jornadas de ajuste de pedales, las pruebas finales funcionaron perfectamente. ¡¡No puedo estar más feliz!!

Bueno, como siempre, lo que debió tomar dos semanas de mantención ligera, se convirtió en un mes de reparaciones y cambios.

Pero no he podido aun trabajar en él debido a preciosos encargos a crochet que estoy tejiendo por estos días. ¡¡Pero ya volveré!!

Mi telar de contramarcha versión 3.0 felizmente actualizado y operativo.

¡¡Felices tejidos!! ¡¡Happy Weaving!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario