viernes, 25 de marzo de 2016

Bufanda blanca en hilo acrílico.



Bufanda en hilo 28/2 Dralón color blanco mantequilla. 361 hebras en un ancho de 25 cm en el peine. Su diseño calado corresponde a la estructura llamada huck lace.

Terminada, lavada y planchada registró un ancho de 24 cm y un largo de 1,56 m con flecos de 15 cm.



Su textura es ligera pero firme. De trama compacta sin perder suavidad. Es un buen resultado. Intentaré esta misma estructura en hilado de algodón para un próximo proyecto. ¡Nos vemos!

Formación de la urdimbre.

El urdidor es un implemento de gran ayuda a la hora de formar una buena urdimbre.

Básicamente existen dos tipos, el primero y más común es el Urdidor de Marco. Que consiste en una estructura base, generalmente rectangular, al que se adosan pequeños listones de madera (pegs) por donde el tejedor hará pasar las hebras en un ir y venir hasta alcanzar el número de ellas necesarias para el tejido.

Urdidor de marco adosado a mi telar, en él instalé las hebras llevando los brazos de un lado a otro, subiendo y bajando hasta obtener el total de hebras necesarias para el proyecto.


El segundo modelo es igualmente conocido y muy utilizado por tejedores de urdimbres  extensas. En España es llamado Urdidor de Tambor. Es un urdidor giratorio, donde las tejedoras de más edad ... como yo ;), realizamos menos esfuerzo con los brazos pues el implemento es el que gira instalándose el hilado por si mismo en el urdidor. Solo debemos cuidar que el hilado no se superponga.

Urdidor giratorio, incorporado a mi estudio hace ya un par de semanas.



En la foto muestro mi nuevo urdidor giratorio con una pequeña urdimbre de menos de tres metros instalada. Será una bufanda de hilo blanco. El urdidor quedó muy bien. Pero se va a lucir más cuando le instale urdimbres más largas. 

En el urdido hay dos tips que pueden ser de utilidad:

1) Ubicar en el urdidor una primera hebra de color contrastante al hilado principal, con el largo  que vayamos a necesitar. Servirá de ayuda para la ubicación de los listones a utilizar en el urdidor de marco. Luego comenzar a enrollar las hebras principales guiándonos por la primera.
Y en el caso del urdidor giratorio esta primera hebra auxiliar nos guiará para ubicar la altura del cruce.


2)  Para facilitar el conteo es muy útil entrelazar las hebras en grupos de 10 o más con una hebra de color contrastante. De preferencia ubicar este entrelazado cerca de la zona de cruce de las hebras en el urdidor cualquiera sea éste.

En este caso fui entrecruzando un hilo violeta cada 36 hebras muy delgadas (28/2)  hasta llegar  a las 361 necesarias para el proyecto. ¡El entrelazado realizado en el cruce es de gran ayuda!

Ambos implementos son muy útiles a la hora de formar la urdimbre. Pero como siempre recomiendo utilicen el que más les acomode. ¡¡Felices Tejidos!!


lunes, 7 de marzo de 2016

Hilatura

Febrero ha sido, para mi, un mes de catalogación de hilados, pues varios de ellos han sido descontinuados y han aparecido nuevos muy atractivos.

En enero acudí a un depósito de fábrica muy poco común en Chile. Con un estilo muy moderno en sus instalaciones y estilo de servicio. Imitando a tiendas en Argentina, es un minimarket de hilados, donde se puede recorrer el lugar tranquilamente con el canasto de compras y tomarse su tiempo para revisar etiquetado y texturas y al pasar por caja, además entregan cupones de descuento para futuras compras. 

Me encantó ver mucho hilado de algodón y en las más variadas marcas, procedencias y gamas de tonos, lo que es difícil de encontrar. Por cierto los precios, siendo menores que en el comercio general, son igualmente altos en este segmento de fibras naturales.  

Encontré mezclas de algodón y lana de origen nacional que no resistí a comprar. 



Al observar el nuevo mercado  de hilados me di cuenta que debia reordenar mi catálogo.

Y aunque me ha llevado algo de tiempo, resulta importante hacerlo. Continúan en mi catálogo hilados de países vecinos y más lejanos que por sus cualidades he usado con mucho éxito en mis tejidos a telar y ganchillo. 



Sin embargo, esas cualidades también se encuentran en hilados nacionales pero que desgraciadamente no se masifican para su venta. Sólo se encuentran en depósitos como el que visité. Ejemplo de ello es el algodón mercerizado de titulación 10/3 en ovillos de 500 m. Que he agregado a mi selección.




Por otro lado los hilados industriales que yo usaba comúnmente, hoy ya no los encuentro. Y con gran decepción debí quitarlos de mi catálogo. 

La tendencia actual son hilos gruesos y con gran presencia del acrílico. Algunos de gran belleza debo admitir, pero los cuales no me permiten hacer telas. Sólo agregar detalles y terminaciones. Lo que no deja de ser importante.


Finalmente, mi actualizado catálogo me ha permitido tener claridad con respecto a los hilados de que dispondré para este otoño - invierno 2016.

Ahora, ya entrado marzo, estoy dada a la tarea de terminar un urdidor de tambor (warping reel o warping mill) y que facilitará el urdido de telas extensas. ¡Ya les mostraré!

Puedes verlo terminado en "Formación de la Urdimbre"


domingo, 6 de marzo de 2016

Preparando hilados para próximos proyectos.

Entre enero y febrero he estado ocupada en revisar hilados y ordenar proyectos para los próximos meses. Todos ellos incluyen hilados muy delgados.

Para mi es difícil encontrar este tipo de hilado pues las lanas naturales ofrecidas en el comercio local y en la web son siempre muy gruesas.

Visité una feria artesanal de mi ciudad el mes pasado y encontré bellísimas lanas de oveja, con ese olor maravilloso que me encanta y colores naturales. Pero debido a su grosor, difícilmente las podría llevar al cuello como bufanda. Y pensando en mis clientas y clientes, ellos tampoco podrían. Sin embargo, no pude  resistirme al encanto de varias de ellas y compré.

Ya en casa las puse frente a mí y estudié su estructura. Estaban formadas por hebras dobles retorcidas y para mi fortuna, facilmente separables. ¡Eureka!


Maravilloso hilado de oveja de 4 cabos (hebras), pero separable

Pues bien puedo tener hilado más delgado a partir de uno grueso. Y por lo tanto el doble de metros. Para quienes tejemos a telar sabemos que lo más importante no es el peso sino los metros!

Y así, pese a las altas temperaturas veraniegas por este lado del mundo comencé con mucho amor y paciencia a separar las hebras.

Separando la lana artesanal gruesa en dos ovillos de hilado mas delgado.

Una vez separada la lana en dos ovillos de hilado más delgado que el original, las enmadejé para lavarlas. Y, por entonces, feliz de contar con cerca de 30º de  temperatura ambiente para un secado completo y rápido.

Luego las madejas las convertí nuevamente en ovillos y quedaron listas para ser montadas en el urdidor o en las bobinas del transportador según las vaya a necesitar.

Acá les dejo una muestra del resultado. Ovillos de hilado de oveja grosor medio

Para quienes entienden de títulación en las hilaturas: esta lana quedo en 2,5/2 , ligeramente más delgada que una shetland.

Al ir separando la lana sentí la sensación de estar hilando oveja. (Lástima que no dejé registro en fotos) Al contrario de lo que pensaba, fue una labor muy relajante y de grandioso resultado para mí. ¡Estoy muy contenta con mis nuevos hilados de oveja!